Gamarra dice que su trabajo fue positivo

Estuvo dos años, nueve meses y veinte días en el norte del país en la lucha contra el EPP, sufrió dos atentados y hoy lo relevan del cargo. Se trata del comisario Antonio Gamarra, quien habló con ABC Color y contó los avances y fracasos en este tiempo

“Mi balance en estos dos años es positivo. Hicimos muchas cosas buenas, pero nunca es suficiente; incluso cuando yo me retire, el problema puede seguir. Lo bueno es que se están haciendo los trabajos en forma”, dijo el comisario Antonio Gamarra a ABC Color.

“El EPP es un grupo conformado por unas 23 personas, siete de ellas mujeres. Pueden ser un poco más, pero los cabecillas están bien identificados”, señaló.

Criticado en el momento de su nombramiento y hoy lamentado su cambio, el comisario Gamarra explicó que su familia está muy contenta por volver a tenerlo cerca, también los amigos, pero que él como profesional quería seguir, porque cree que podría haber hecho más cosas.

“Cuando uno hace bien las cosas, no quiere salir, por otro lado hay un respiro por volver a tener a la familia cerca”, dijo.

EPP

El comisario explicó que el EPP antes no cuidaba tanto la forma de comunicación, pero después de las bajas de Gabriel Zarate y Nimio Cardozo, se cuidaron más. Entonces se hizo más difícil poder llegar a ellos, pero el endurecimiento de sus comunicaciones, también debilitó al grupo criminal que tiene que esperar el momento oportuno para poder contactar con su logística.

Todo esto hizo que las fuerzas operativas estén en varias oportunidades muy cerca de detener a los cabecillas, señaló el comisario Gamarra.

A decir del uniformado, dentro del grupo criminal existen algunos preparados con conocimientos militares, pero otros son inexpertos. 

Amenazas

El comisario Antonio Gamarra, dijo que nunca recibió amenazas de muerte en forma directa, sin embargo sufrió dos fallidos atentados.

 “Nunca me hicieron llegar amenazas de muerte directamente, pero se sabe que trataron de matarme en dos ocasiones”, dijo.

Ante la consulta de si salía del norte por un pedido suyo, el uniformado lo negó y explicó que su salida se dio debido a cambios que se dan siempre dentro de la Policía.

En otro momento también dijo que espera que Arlan Fick sea liberado, que no le extrañaban los 55 días de secuestro, ya que el EPP tiene dentro de su mismo manual que los cautiverios deben ser largos.

Inicie session para dejar su comentario

Comentarios

Compartir en Facebook

Comentarios desde el facebook